jueves, 26 de septiembre de 2013

Monkey bread

Aquí a Galicia ya llegó el otoño; lo siento por todos aquellos que todavía tenéis que soportar el sol y no podéis sumergiros de cabeza en la mejor estación del año :) Los días empiezan a traer nubes, viento, las primeras lluvias...qué gustazo! Y para los que nos gusta el buen comer: más. Ya podemos cebarnos a gusto porque no habrá que enseñar carnes hasta el verano que viene! Es el momento de recuperar el abrigo de grasa que perdimos para el verano.

Además, al llegar el fresquito apetecen platos calientes y eso en los platos dulces de cuando en cuando se agradece; no todo van a ser sorbetes y helados... ¿Qué me decís de un buen chocolate a la taza? No hay granizado que se le compare :)


Hoy os quiero enseñar una receta procedente de Estados Unidos; sí, lo sé, últimamente estoy muy internacional... la última receta fue un Butterkuchen alemán y hoy un dulce americano, pero es que son recetas que están de vicio, así que no puedo pasarlas por alto y me veo obligado a compartirlas con vosotros. La receta en cuestión se llama "Monkey Bread" que podríamos traducir como "Pan de monos"; es muy típica en los desayunos americanos y lo habitual es tomarlo caliente y con las manos, cogiendo las bolitas que lo forman; de ahí el nombre, pues la forma de comerlo recuerda a lo que hacen los monos cuando se acicalan... He de decir que a mi también me encanta en frío, cortando raciones como si de un bizcocho se tratase.

Le pasa lo mismo que al Butterkuchen: son dulces muy conocidos en sus zonas de origen, pero fuera de sus fronteras son completos desconocidos y no será porque no estén buenos... El sabor de este dulce combina la canela, la mantequilla y el caramelo: la tríada perfecta. Seguro que ya se os está haciendo la boca agua de imaginarlo... 

Que no os engañe su aspecto: es muy sencillo de hacer, sólo requiere un poco de tiempo para dejar la masa reposando; por lo demás, es un juego de niños. La masa es de las más fáciles de trabajar que os podáis encontrar, así que si os inspiran respeto las masas de este estilo, ésta es una buena receta para empezar a perderle el miedo. 

Si queréis tomar el Monkey Bread caliente en algún desayuno especial -seamos sinceros, por muy fácil que sea de hacer, nadie se va a poner a prepararlo a golpe de miércoles a las 6 de la mañana...-, podéis dejarlo a punto dentro del molde el día anterior y darle el último levado en la nevera durante toda la noche, así cuando os levantéis por la mañana sólo tendréis que precalentar y hornear; se hornea relativamente rápido: en unos 30-35 minutos está listo para servir.

Y sin más dilación, vamos con los ingredientes y la preparación de la receta. Yo utilizo como referencia la receta de Trotamundos que es de lo mejorcito:

Ingredientes para la masa:

600g de harina
300mL de leche
70g de mantequilla
60g de azúcar
1 huevo
1 sobre de levadura de panadero seca (también se puede utilizar fresca)
1 cucharadita de sal

Ingredientes para el rebozado:

350g de azúcar (podéis utilizar moreno, blaquilla ó una mezcla de ambos)
3 cucharaditas de canela molida
150g de mantequilla

Preparación:

Mezclamos todos los ingredientes de la masa y amasamos. Si tenéis Thermomix, yo lo pongo todo en el vaso y programo unos segundos en velocidad 6 y, a continuación, 5 minutos en velocidad espiga y la masa sale perfecta. Si lo hacéis a mano, basta con amasar un rato hasta conseguir que quede una masa lisa y elástica.

Formamos una bola con la masa, la untamos de aceite y la dejamos reposar en un recipiente, cubierta con film transparente, hasta que doble su volumen. Dependerá de la temperatura y humedad del entorno, pero suele tardar en torno a 1 hora. 

Cuando veamos que la masa está casi a punto, vamos mezclando en un recipiente hondo el azúcar y la canela y por otro lado fundimos la mantequilla; una vez fundida la dejamos que se temple para no quemarnos al manipularla.

Una vez que la masa ha crecido la amasamos ligeramente y la vamos cortando en pedazos y formando bolitas del tamaño de una nuez, aproximadamente. A continuación, pasamos cada bolita por mantequilla fundida, la rebozamos con la mezcla de azúcar y canela y las vamos colocando en el molde que vayamos a utilizar. No es necesario engrasar el molde, porque luego se formará un caramelo que impedirá que se pegue.

Cuando terminemos de rebozar todas las bolitas y las tengamos en el molde, las apretamos ligeramente para que no queden espacios vacíos en medio. Cubrimos el molde con un paño y dejamos que repose para que vuelva a crecer. Tardará en torno a una hora y media pero, si queréis, podéis dejarlo en la nevera toda la noche y hornearlo por la mañana como ya os comentaba antes.

Cuando haya crecido, lo horneamos a 180ºC en horno precalentado durante 30-35 minutos. Cuando comprobemos al pincharlo con un cuchillo, que está hecho, lo retiramos del horno y lo dejamos reposar 10 minutos antes de desmoldarlo, así el caramelo espesará un poquito y evitaremos accidentes.

Desmoldar y servir es lo que nos falta. Como ya os comenté, podéis tomarlo en caliente ó en frío, como más os guste. Y a disfrutar!

8 comentarios:

  1. Que pan tan apetecible!!!! Uhmmmmm, una presentación de lujo!!
    Me encanta tu blog, así que por aquí me quedo!!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eduardo! Está de vicio, sobre todo si te gusta la canela! Yo una vez que empiezo ya no puedo parar de comer jajaja
      Un saludo!

      Eliminar
  2. me encanta el monkey bread! está en mi lista número uno para hacer de repostería americana, pronto le llegará el turno eso seguro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no tardes en hacerlo porque no sabes lo que te estás perdiendo!!! Está de vicio! :)

      Eliminar
  3. solamente por lo bonito que queda dan ganas de hacerlo, encima seguro que está riquísimo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La apariencia es original, pero el sabor es espectacular! Tienes que probarlo Sonia! :)

      Eliminar
  4. Saludos y Felicidades por tanto bueno, me gusta mucho tu blog y tienes unas manos para la cocina muy buenas, se nota que te gusta muchisimopara que disfrute tu familia, yo soy un seguidor de tu blog y siempre me quedo con alguna receta para hacer.

    Estoy empezando con mi web y me gustaria que te pasaras por mi cocina, espero que te guste algo de lo que hago, eso si siempre con cariño.

    Si fueras tan amable de picarle en me gusta te lo agradeceria mucho.Si crees que la pagina lo merece...

    Saludos y Felicidades.

    Vicente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Vicente!

      Eliminar