martes, 30 de octubre de 2012

Magdalenas de anís

Sé que para muchos cocinillas conseguir unas magdalenas con un buen copete es todo un quebradero de cabeza: empiezas ilusionado, preparando la masa, siguiendo paso a paso la receta, cumples cada mínima exigencia casi como si se tratase de un ritual, si te mandasen danzar alrededor del horno lo harías... y al final lo único que consigues son unas magdalenas planas, incluso ligeramente hundidas. Es para desesperarse.

De hecho, los cocinillas se pueden clasificar en tres grupos en base a su actitud frente a las magdalenas: están los que desisten ante semejante horizontalidad y reniegan de cualquier postre que se hornee en una cápsula de papel; están los que se conforman con esos lánguidos bizcochitos, autoconvenciéndose de que al menos el sabor es aceptable; y luego está el último grupo, el de los héroes magdaleneros, los que fracaso tras fracaso no se rinden y lo intentan cada vez con una receta diferente, con los nuevos trucos que hayan podido recopilar, con más o menos suerte.


Para todos los que os gustan los deportes de riesgo, os quiero enseñar la receta perfecta de magdalenas. Siempre salen bien, suben como ningunas, están deliciosas y mientras se hornean la casa huele a la mejor pastelería que os podáis imaginar. Yo la saqué hace años de un foro y ya ni me acordaba de quién era el autor, así que hice algo de investigación y llegué al blog de Rosa, la autora de esta maravilla. Hay varios trucos para conseguir que las magdalenas salgan con copete, pero esta receta es de las más sencillas y rápidas que encontraréis jamás. 

Si horneamos las magdalenas simplemente en las cápsulas de papel será muy difícil que nos salgan picudas, porque cuando la masa haga fuerza para crecer se "apoyará" en los laterales de la cápsula de papel, éstos cederán porque son muy flexibles, y nuestras magdalenas crecerán en horizontal en vez de en vertical. Por eso es muy importante que pongamos las cápsulas de papel dentro de unos moldes de magdalenas de silicona ó en flaneras de las individuales, así los laterales serán rígidos y obligarán a la masa a crecer hacia arriba. Vamos, física básica jejeje

Otro truco es que el cambio de temperatura sea brusco, por eso precalentaremos el horno a 200ºC -en vez de a 180ºC como haríamos para cualquier bizcocho-. En esta receta en concreto no hace falta, pero en muchas otras será recomendable meter la masa en la nevera un rato antes de hornearla, así el cambio será todavía más brusco.

Y vamos con la receta, que espero que probéis porque no os va a defraudar; con estas cantidades, salen unas 24 magdalenas:

Ingredientes:

4  huevos
250g de azúcar
125g de aceite
100g de anís
250g de harina
1 sobre y medio de levadura química

Azúcar para espolvorear

Preparación tradicional:

Precalentamos el horno a 200ºC.

En un recipiente ponemos los huevos con el azúcar y los batimos con unas varillas -mejor si son eléctricas- hasta blanquearlos. Para blanquearlos mejor, podéis poner el recipiente sobre otro con agua tibia mientras batís. 

Cuando estén blanqueados añadimos el aceite y el anís y mezclamos hasta incorporar. 

A continuación combinamos la harina y la levadura y las tamizamos sobre la mezcla anterior; mezclamos hasta incorporar la harina por completo y entonces colocamos la masa en una manga pastelera.

Preparamos los moldes de silicona ó las flaneras individuales y les ponemos dentro las cápsulas de papel. Una vez hecho, ponemos la masa con ayuda de la manga pastelera, hasta completar dos tercios de la capacidad del molde. 

Espolvoreamos azúcar sobre las magdalenas y metemos al horno a 200ºC los primeros 5 minutos y bajamos a 180ºC los siguientes 10 minutos.

Preparación con Thermomix:

Precalentamos el horno a 200ºC.

En un el vaso de la Thermomix ponemos la mariposa y añadimos los huevos y el azúcar; programamos 6 minutos a 37ºC y velocidad 3 y medio.

Entonces añadimos el aceite y el anís y mezclamos 5 segundos en velocidad 3.

A continuación combinamos la harina y la levadura y las tamizamos sobre la mezcla anterior; mezclamos durante 1 minuto en velocidad 3; vertemos la masa en una manga pastelera.

Preparamos los moldes de silicona ó las flaneras individuales y les ponemos dentro las cápsulas de papel. Una vez hecho, ponemos la masa con ayuda de la manga pastelera, hasta completar dos tercios de la capacidad del molde. 

Espolvoreamos azúcar sobre las magdalenas y metemos al horno a 200ºC los primeros 5 minutos y bajamos a 180ºC los siguientes 10 minutos.

Dejamos enfriar y tendremos listas unas de las mejores magdalenas posibles... y a disfrutar! :)

15 comentarios:

  1. que me vas a hacer ir de nuevo a prepararlas... que ricas están.. ainssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No seré yo el que te pique para caer en la tentación, pero están de vicio! :P

      Eliminar
    2. Sólo me hace falta volver a verlas y recordar como estaban (incluso esa masa jajaja), para caer en la tentación :-) Dulce Tentación ainsss

      Eliminar
  2. Ohhhhhhhh pero qué bonitas y qué buenas! Con lo que me gusta a mí el anís! Queda guardada la receta para probarlas :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yolanda cuidado que son un vicio! Una vez que empiezas luego no puedes parar... :P

      Eliminar
  3. Madre mía! Con anís! me pierdo... Mañana las hago!
    Enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosendo!! Ya me contarás qué tal te salieron! ;)

      Eliminar
  4. Que buena pinta.. ahora con un café calentito ummmm!! y que siga lloviendo, las haré el fin de semana, acabo de descubrir tu blog y me gusta su sencillez y claridad, seguiré visitándote y probando recetas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida y muchas gracias Juana! Espero que me cuentes qué tal el resultado cuando las pruebes!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Yujuuu!! :D Qué ilusión!! Voy volando!! ;)

      Eliminar
  6. Pues a mí me encanta hacer magdalenas (ni muffins ni tanto cupcake empachoso) sobretodo porque me salen bien altas y esponjosas a fuerza de como dices probar y probar, encontrar tu receta y tus truquillos!
    también me encanta el anís y acabo de publicar un bizcocho con él

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustan todos: magdalenas, muffins y cupcakes, pero no me gusta que de repente todo sean muffins y cupcakes mientras que las magdalenas pasan a ser repostería de segunda... creo que hay que saber valorar cada cosa sin prejuicio de las demás.

      Eliminar
  7. Hola, no conocía tu blog y a través del de Cova, por culpa de estas magdalenas, llegó hasta aquí. Me encanta la receta y si encima ya me la das adaptada a la tmx, no dudes que las haré. Soy de esas a las que se le resisten las magdalenas.
    Me hago seguidora y te invito a mi blog. Tengo un reto solidario hasta final de mes, por si te apetece participar.
    Un saludo desde Valencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisa! Bienvenida a mi blog! Me pasaré por el tuyo a ver qué se cuece ;)

      Eliminar