sábado, 18 de febrero de 2012

Chulas de calabaza

A veces nos dejamos llevar por las maravillas de la cocina moderna internacional y nos olvidamos de nuestra cocina tradicional. Que si cupcakes, que si muffins, que si galletas decoradas, brownies, layer cakes... y nos parece que las rosquillas, buñuelos, flores, filloas... son mucho menos glamurosas, pero lo cierto es que redescubrir estos postres a la antigua usanza es un placer.

Siguiendo esta línea os traigo un postre típico de Galicia en estas fechas: las chulas de calabaza. Yo tenía la receta de mi abuela escrita en algún sitio pero no la encontraba por ningún lado, así que esta mañana me tocó llamarla por teléfono para que me la volviese a contar. No es que sean muy complicadas, pero quería que fuesen iguales a las suyas. Lo malo es que no hay receta tradicional que se precie si lleva los ingredientes perfectamente medidos... y no creo que exista ninguna receta antigua sin indicaciones del tipo "harina: la que acepte", que ya me diréis... a mi las masas no me ponen impedimentos a la hora de aceptar más harina... Así que tuve que cocinar a ojo, pero midiendo cada cosa para luego poder poneros una receta que no suponga ningún tipo de problema.


Por aquí utilizamos un tipo de calabaza que llamamos calacú ó botefa; no son exactamente lo mismo ninguna de las tres, pero podemos usarlas indiferentemente. Este tipo de calabazas son grandes, veteadas y moteadas con tonos entre los naranjas, amarillos y verdoso-grisáceos, son firmes pero tiernas y tienen un olor suave y dulzón que me recuerda ligeramente al melón. Obviamente, si podéís conseguir alguna de estas calabazas disfrutaréis el doble de estas chulas, pero que no sea eso un impedimento para que las preparéis: cualquier calabaza se puede utilizar y el resultado será también estupendo.

Os pongo una foto de este tipo de calabaza porque igual así la reconocéis mejor; ésta en concreto me la dio mi abuela de su huerto, así que lleva ración extra de sabor tradicional:


Ingredientes:

2Kg de calabaza pelada y troceada
4 huevos
150g de azúcar
50g de anís
150g de harina
1 sobre de levadura química
La piel rallada de un limón

Aceite para freir
Azúcar con canela para espolvorear

Preparación:

Lo primero es pelar y retirar las semillas de nuestra calabaza; la trocearemos en pedazos grandes y la lavamos. La pondremos a cocer cubierta de agua hasta que quede blanda. La mía tardó unos 40 minutos, pero si lo hacéis en una olla express se os hará antes. Una vez cocida la volcaremos sobre un escurridor y la dejaremos que suelte todo el agua. Yo suelo hacer este paso por la noche, la dejo escurriendo toda la noche y luego sigo la receta por la mañana; al final me quedo con un peso de unos 800 gramos.

En un recipiente ponemos los huevos, el azúcar, el anís y la ralladura de limón y batimos bien.

Añadimos la cabalaza y volvemos a batir pero aquí sin pasarnos, para que la calabaza no sea haga un puré muy fino que nos aguaría la mezcla, tendríamos que añadir más harina y el resultado final sería peor. Así que vamos a batir lo justo para deshacer la calabaza y hacer la mezcla homogénea, pero no mucho más.

Finalmente añadiremos la harina y la levadura y batimos un poco para homogeneizar. Nos tendrá que quedar una masa espesa pero líquida, que podamos verter con una cuchara.

En una sartén ponemos aceite y lo calentamos bien. Cuando veamos que el aceite está muy caliente empezamos a hacer las chulas: con una cuchara cogemos masa y vamos vertiéndola en montones en el aceite.  Mi medida es la masa que cabe en la cuchara para cada chula. Cuando empiecen a inflarse les damos la vuelta y dejamos que se doren por ambos lados. Las retiramos y las vamos colocando sobre un papel absorbente para que retire el exceso de aceite. Repetiremos hasta acabar la masa.

Mientras estén calientes las espolvorearemos por ambos lados con una mezcla de azúcar y canela.

Y ya tenemos listas nuestras chulas de calabaza. Como mejor están, para mi gusto, son frías, pero las podeis tomar templadas también.

A disfrutar!

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Yo sólo las preparo en estas fechas que es cuando las calabazas están en su punto... es una pena no hacerlas continuamente, pero así también tienen un aire de fiesta :)

      Eliminar
  2. Un dia me animo y te cojo la receta para intentar hacerlas....a ver q tal!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás qué tal te salen ;) Seguro que genial! Cualquier duda ya sabes dónde estoy ;)

      Eliminar
  3. Seguro uqe están buenísimas, yo no las he probado nunca pero viendo la pinta dan ganas de meterse en faena.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes! Son muy fáciles de preparar y seguro que sorprendes a más de uno ;) Un saludo!!

      Eliminar
  4. Ángel he preparado las chulas con tu receta. han quedado ricas, ricas.
    Ya las he publicado en el blog.

    http://www.belenciaga.es/article-menu-de-antroxu-115234416.html

    Gracias por compartir y tomarte la molestia de "traducir" esa receta maravillosa de la abuela.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Me ha hecho mucha ilusión que hayas preparado mi receta!! Es un placer compartir las recetas cuando sabes que otros las disfrutan igual que tú :)

      Un beso!

      Eliminar