domingo, 20 de febrero de 2011

Tiramisú

Este fin de semana preparé un tiramisú que, aunque quede mal que yo lo diga, creo que es el mejor que probé hasta el momento :) Para prepararlo leí un montón de recetas diferentes para ver por cuál me decantaba; una de las que consulté fue la del libro "La Cuchara de Plata" que es uno de los libros más destacados de cocina italiana y que seguro que muchos conocéis. Otras recetas que vi venían en los paquetes de los bizcochos de soletilla, en las tarrinas de mascarpone...

Muchas recetas incluían nata en la preparación, pero viendo las recetas que me parecían más cercanas a la realidad italiana comprobé que la nata no es uno de los ingredientes que debe incluir un buen tiramisú... De hecho, en principio el tiramisú no llevaría ni mascarpone, sino solo bizcochos empapados en café, con huevos batidos con azúcar y espolvoreado todo con cacao...

Finalmente, preparé una receta un poco improvisada basándome en todas las que había leído, pero prestando mayor atención al patrón de "La Cuchara de Plata".

El resultado es éste que veis:

Ingredientes:

500g de queso mascarpone
2 yemas
2 claras
1 huevo
180g de azúcar
50g de chocolate negro rallado
Cacao puro en polvo sin azúcar
Bizcochos de soletilla (Lady Fingers)
Café: para prepararlo yo utilicé 300mL de agua hirviendo, 3 cucharadas de café, 1/2 cucharadita de canela en polvo y 1 cucharadita de esencia de vainilla; lo mezclé todo en una cafetera francesa, lo dejé infusionar, y (después de filtrarlo) lo enfrié con un baño de agua fría. Así el café queda muy aromático y le da un toque especial al tiramisú ;)

Preparación:

En un bol ponemos el queso mascarpone y lo batimos con unas varillas para que quede cremoso.

Por otro lado, mezclamos las yemas, el huevo y el azúcar y lo batimos hasta que adquieran un color pálido y una textura esponjosa. Lo agregamos al mascarpone y lo mezclamos bien con las varillas.

En otro recipiente montaremos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y unas gotas de limón, que ayudarán a que monten mejor (en este punto me ayudé de la Thermomix, pero podéis hacerlo con cualquier batidora, o incluso a mano). Una vez montadas las añadiremos en 2 veces a la crema, mezclando con movimientos envolventes para que no se pierda todo el aire que incorporan las claras.

Ahora pasaremos a montar el tiramisú; podremos utilizar un recipiente grande, preferentemente de cristal, ó recipientes individuales, al gusto del consumidor :) Sea como sea, cubriremos la base con los bizcochos de soletilla, que humedeceremos con el café frío; ponemos por encima una capa de crema, la espolvoreamos con el chocolate negro rayado, y volvemos a poner otra capa de bizcochos, que volveremos a humedecer con café... y así hasta terminar con una capa de crema.

Para terminar este maravilloso postre, espolvorearemos cacao puro en polvo sin azúcar, y podemos añadir unas virutas de chocolate para decorar.

Debemos dejarlo reposar en la nevera unas horas antes de consumirlo, para que los bizcochos terminen de empaparse y la crema coja más cuerpo. Entonces podremos disfrutar de una de las delicias de la cocina italiana hecha por nuestras propias manos :)

Que aproveche! :)

4 comentarios:

  1. Que rico me chifla el tiramisú creo que probaré tu receta...

    ResponderEliminar
  2. Pues luego ya me contarás qué tal la experiencia! :)

    ResponderEliminar