viernes, 26 de junio de 2009

Tortitas de manzana

Hoy fui a la peluquería, y mientras esperaba no tenía nada más interesante que hacer que ojear revistas... en una de ellas vi una receta de unas tortiras estilo americano que llevaban en la preparación una compota de manzana incorporada... no memoricé la receta, pero me quedé con la idea, y al llegar a casa me puse manos a la obra!

En lugar de buscar una receta de tortitas para adaptarla a la receta, lo que hice fue usar la tradicional receta de filloas gallegas con ligeras modificaciones :) Las filloas se caracterizan por ser muy finas, de hecho cuanto más finas sean, mejor (y por lo tanto, mejor es el cocinero jejeje). Pero las tortitas son más bien gorditas, así que hice una receta de filloas a la que le añadí un poco de levadura química, y así engordan al hacerlas en la sartén.

Ingredientes:

2 huevos
2 cucharadas de azúcar
1 taza de leche (unos 200ml)
1/2 taza de agua (unos 100ml)
4 cucharadas y media de harina (unos 100g)
Rayadura de un limón
Canela
1/2 sobre de levadura
2 Manzanas (yo uso golden)

Preparación:

En una olla pequeña ponemos las dos manzanas peladas, descorazonadas y troceadas y la ponemos a fuego lento para hacer una compota, removiendo de vez en cuando.

En una jarra ponemos el azúcar, la leche, el agua, los huevos, la harina, la rayadura de limón y la canela y batimos bien, hasta que no queden grumos. Esta mezcla es preferible dejarla reposar unas horas (yo la hago por la noche y la uso por la mañana; aunque si tenéis prisa podéis usarla en el momento, pero el sabor pierde un poco...). Justo antes de hacer las tortitas añadimos a la mezcla la levadura y mezclamos muy bien y, a continuación, añadimos la compota de manzana. La compota es mejor que no esté triturada del todo, para que aparezcan "tropezones" en las tortitas.

Mezclamos bien y procedemos a hacerlas en una sartén pequeña antiadherente: ponemos en la sartén un poco de aceite ó mantequilla, dejamos que se caliente y lo extendemos por toda la superficie; entonces retiramos prácticamente la totalidad de la grasa, bajamos el fuego, y ponemos en la sartén un cacito de la mezcla y le damos forma redondeada. Si vemos que no se puede manipular bien, ajustaremos la cantidad de líquido y de harina... Cuando se pueda separar por los bordes la iremos despegando hasta dejarla libre del todo, entonces le daremos la vuelta y dejaremos que se termine de hacer. Debe quedar con un ligero tono dorado. Hacemos lo mismo con toda la masa y las vamos apilando en un plato.



Las tortitas están más ricas calientes, aunque se pueden comer templadas ó frias. Quedan muy ricas acompañadas de mermelada, confitura, caramelo, nata, alguna fruta... según gustos :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada